Un llamado por ruidos molestos alertó a los agentes. Al llegar, encontraron que no se cumplían medidas sanitarias como el distanciamiento social.

La policía arrestó a 46 personas ayer domingo en Rosario, acusadas de participar en una fiesta clandestina en una casa y de incumplir el distanciamiento social, preventivo y obligatorio por la pandemia de coronavirus que rige en la provincia de Santa Fe, informaron fuentes judiciales.

La Guardia Urbana Municipal recibió en la madrugada de ayer, una denuncia por ruidos molestos de una fiesta que se desarrollaba en una casa situada en el pasaje Cachi al 900, del barrio de Fisherton, ubicado al noroeste de Rosario.

El responsable de la vivienda dijo que la habían alquilado “para el festejo de un cumpleaños”, según publicó el portal Rosario 3.

En tanto, el fiscal de la la Unidad Fiscal de Covid-19, Lucas Altare, ordenó que se identifique a todas las personas dentro del recinto y que los asistentes sean trasladados a la comisaría del barrio de Fisherton.

Los 46 ocupantes del inmueble fueron trasladados a la Seccional 17ª, con jurisdicción en la zona, por infracción a la ley nacional y al decreto provincial que prohíben las reuniones sociales en el marco de la pandemia por coronavirus.