Guillermo Cantero.

Con un fuerte operativo de seguridad, se conoció el veredicto contra Cantero y otros seis acusados por los ataques a tiros contra domicilios de magistrados y edificios judiciales en 2018.

El líder de la banda Los Monos, Ariel Máximo “Guille” Cantero, fue condenado este jueves a 28 años de prisión efectiva por los ataques a tiros contra domicilios de magistrados y edificios judiciales en 2018.

Cantero, de 32 años, ya fue condenado en otras seis oportunidades por delitos como homicidio, amenazas, portación ilegal de armas, secuestro extorsivo y narcotráfico. Con esta nueva condena, alcanzó los 90 años de prisión acumulados.

Cuatro de esas condenas anteriores fueron por delitos cometidos mientras estaba en prisión, situación que no menguó significativamente su actividad criminal.

Ahora, se lo halló culpable de balear durante 2018 ex domicilios de los jueces que integraron el tribunal que lo condenó ese año a 22 años de cárcel; viviendas de camaristas y edificios del Ministerio Público de la Acusación (MPA).

Para los acusadores, Cantero ideó desde la cárcel al menos 7 de los 10 ataques ocurridos aquel año, con el presunto objetivo de “tener como propósito alguna medida o concesión de un miembro del poder público”.

Los investigadores señalaron que, con ese fin, el líder de la banda “Los Monos” tenía por debajo suyo a tres organizaciones que cometían, en forma directa o a través de terceros, los atentados que él dictaba.

Por eso está acusado de “amenazas coactivas agravadas por ser anónimas, por la utilización de un arma de fuego y en concurso ideal con daño calificado”.

En la primera jornada del proceso oral, cuando los jueces le preguntaron por su actividad, Cantero respondió: “Contrato sicarios para tirar tiros a los jueces”, frase que su abogado interpretó como “una ironía” por su “desconfianza en el Poder Judicial”.

El día anterior al comienzo del juicio, el Centro de Justicia

Penal donde se desarrollan las audiencias, volvió a ser baleado por dos personas que tiraron desde una moto, lo que motivó una ampliación del servicio de seguridad en la zona y de la custodia de “objetivos judiciales”.

“Guille” Cantero está detenido desde junio de 2013, cuando se entregó a la Policía de Rosario, quien lo buscaba por el asesinato del dueño de un boliche bailable en venganza por el crimen de su hermano y antiguo jefe de “Los Monos”, Claudio “Pájaro” Cantero.

Por ese hecho y como organizador de una asociación ilícita, fue condenado en abril de 2018 a 22 años de cárcel, en el primer juicio a “Los Monos” que terminó con altas penas para la mayoría de los miembros de la banda del barrio Las Flores de Rosario.