miércoles, julio 17, 2024
HomeCatamarcaSilvana Ginocchio y Gustavo Saadi piden que Diputados impulse el “crecimiento armónico...

Silvana Ginocchio y Gustavo Saadi piden que Diputados impulse el “crecimiento armónico de la Nación”

Los diputados Silvana Ginocchio y Gustavo Saadi (Bloque Elijo Catamarca) presentaron un proyecto para crear una nueva comisión permanente de trabajo en la Cámara, que se llamaría “crecimiento armónico de la Nación” en sintonía con lo exigido por el artículo 75 de la Constitución Nacional.

Un proyecto de resolución es el mecanismo para agregar o cambiar las comisiones permanentes de asesoramiento que están incluidas en el reglamento de la Cámara. El texto indica que “Corresponde a la Comisión Crecimiento armónico de la Nación entender o dictaminar sobre todo proyecto o asunto vinculado al desarrollo equilibrado de la provincias y regiones  -derechos reconocidos en el artículo 75º, inciso18, y 19 de la Constitución Nacional-, todo proyecto o asunto que pueda afectar al desarrollo equilibrado de la provincias y regiones y sus derechos, todo lo concerniente a la promoción y fomento, difusión, planificación, innovación e infraestructura, tecnologías, industrias, medidas de protección, acuerdos y convenios de cooperación, complementación y/o integración, aprovechamiento de recursos, proyectos, estudios e investigaciones, planes, asistencia técnica, así como en cualquier otro de  legislación relacionado”.

Diputados tiene 45 comisiones de asesoramiento, pero ninguna analiza en forma integral los diferentes proyectos que sirvan al crecimiento armónico y al desarrollo de las diferentes regiones del país. La ausencia de políticas al respecto hizo, por ejemplo, que hubiera gigantescos movimientos migratorios en busca de mejores posibilidades de vida alrededor de grandes centros urbanos.

“Crecimiento armónico significa no sólo participación equitativa en los beneficios, sino además que todas las políticas se dirijan a fortalecer y equilibrar a cada una de las provincias en su individualidad y en su conjunto. Para ello es necesario un trabajo tendiente a atender las desigualdades económicas, sociales, culturales y desequilibrios entre sectores”, dice el proyecto de Ginocchio y Saadi.

Esto implica opciones equivalentes con leyes eficientes y duraderas que signifiquen corrección de desigualdades, “creando condiciones para satisfacer necesidades legítimas de las provincias y sirvan a sus diferentes sectores, sean económicos, culturales, educativos, agropecuarios, industriales, de servicios, superando el subdesarrollo, creando prosperidad y generando de empleo”.

Los diputados recordaron que “los Estados Partes de organismos internacionales se comprometieron a adoptar las medidas legislativas o de otro carácter que fueren necesarias. En este contexto, se abre paso la conciencia de un desarrollo sostenible y respeto de derechos, con la aspiración de bienestar, igualdad de oportunidades, cerrar brechas, calidad de vida para todos, desarrollo urbano y rural, y compromisos para que nadie quede atrás”.

Además, añadieron que “los estados miembros de Naciones Unidas, -Argentina lo es-, adoptaron en 2015 los “Objetivos de Desarrollo Sostenible Agenda 2030”, que buscan avanzar en áreas prioritarias y asegurar un mundo más pacífico, ambientalmente más saludable y con sociedades mejor gobernadas”.

El proyecto indica que “la ausencia de políticas que atendieran al desarrollo armónico del país provocó que el atraso económico condicionara el progreso de muchas regiones, y que la población se distribuyera de forma desigual. Las circunstancias históricas y geográficas fueron determinantes, de una diversidad, subdesarrollo y asimetrías, que deben ser consideradas como parte de la realidad. En esta situación, mucho tuvo que ver el proyecto agrícola-ganadero del país, y la fuerza de la economía e industria con políticas centralistas, que dejaron afuera a varias provincias, para entrar en un camino de postergación, en la que sus habitantes emigraran buscando trabajo y futuro, a la zona aglutinante del puerto, convirtiéndose en una tendencia que se instala a principios del s. XX y persiste a la fecha”.

La reforma de la Constitución de 1994 incorporó el art. 75, que fija las atribuciones del congreso, de donde surgen acciones concretas establecidas como estrategias para la construcción del país. El inciso 18 “Proveer lo conducente a la prosperidad del país, al adelanto y bienestar de todas las provincias…” Y el inciso 19, “…Proveer al crecimiento armónico de la Nación y al poblamiento de su territorio; promover políticas diferenciadas que tiendan a equilibrar el desigual desarrollo relativo de provincias y regiones…”

“La cláusula es amplia, y establece fines, refiriendo especialmente al crecimiento armónico con la promoción de políticas diferenciadas para un desarrollo equivalente”, dijo Ginocchio. “El desarrollo de la argentina urbana, rural y profunda –añadió-, solo será posible con políticas de equilibrio, con inversión, infraestructura, vínculos urbano rurales para un crecimiento equitativo e inclusivo, que permita mejorar la vida urbana, rural, mejores posibilidades para productores, la industria y los servicios, para frenar la migración a los centros urbanos y aumento de la pobreza. La Argentina diversa requiere compensar, coordinar, planificar, apostar todas sus políticas al crecimiento equilibrado. Su ausencia perjudica a la economía nacional”.

Te puede Interesar