Comparte!

Francisco Humberto Rodríguez y Gladys del Valle Luna del paraje Los Nogales II se convirtieron en una de las primeras familias del Noroeste Argentino en contar con el Kit de iluminación fotovoltaica portátil.

Este kit lleva adelante la Unidad Ejecutora Provincial del Programa de Energías Renovables en Mercados Rurales (PERMER), del Ministerio de Servicios Públicos.

La familia, que se dedica a la cosecha de nueces y que no tenía energía desde hace más de 20 años, se mostró muy feliz por la llegada de la cuadrilla de técnicos y operarios al paraje Los Nogales II, distante a más de 15 kilómetros campo adentro de la localidad de Concepción en el departamento Capayán. Al lugar solo se puede acceder a caballo o con vehículos de doble tracción.

Dado que cada jurisdicción tiene mejor conocimiento de los pequeños poblados a los que deben llegar las soluciones solares, es que en Catamarca bajo la coordinación del Ministerio a cargo de Guillermo Dalla Lasta, se lleva adelante este programa a raíz de un exhaustivo y minucioso relevamiento de los grupos familiares que realmente necesiten alargar los días de su vida a través de la iluminación de sus hogares. Para lograr esta finalidad, en esta oportunidad se trabajó con intendentes, delegados municipales, referentes de comunidades originarias y técnicos de territorio del INTA Catamarca.

“Estamos infinitamente agradecidos por esta mejora para nosotros, porque acá se hace de noche muy temprano y así vamos a poder hacer algunas cosas, algún trabajito con la luz que vamos a tener» comentó Gladys, madre de 13 hijos y miembro de las primeras 770 familias de Catamarca que van a contar con instalaciones similares en toda la provincia.

El sistema general contiene 4 iluminaciones internas con focos led de alto rendimiento y un panel de 25 watios de potencia. Los kits domiciliarios cuentan con dos linternas portátiles que tienen una duración máxima de 100 horas. Cada una viene con su panel de carga de 6 watios y tienen la particularidad de contar con un lente único que refleja la luz en un gran ángulo permitiendo iluminar en gran medida a campo abierto. Además posee una pequeña radio AM/FM y puertos USB para la recarga de teléfonos celulares.

En el inicio de las instalaciones, participaron el responsable del subproyecto de Acceso Universal a la Energía de PERMER, Patricio Boyd, el coordinador en Catamarca del programa, Lic. Ariel Arrieta y el propietario de la firma COBA SRL, Ing. Eduardo Bader, además de integrantes técnicos de Unidad Ejecutora del Ministerio de Servicios Públicos y de la empresa contratista.

Esta iniciativa del Proyecto de Energías Renovables en Mercados Rurales cuenta con el financiamiento del Banco Mundial, lo que permite el acceso básico a energía limpia, digna y de manera sostenible además de ser un gran avance hacia la concreción de un ambicioso objetivo: el acceso universal a la energía eléctrica hacia el año 2020.