Alberto Fernández debió ser trasladado al Sanatorio Otamendi en las primeras horas de esta noche por un fuerte dolor en la espalda, según precisaron por medio de un comunicado desde Presidencia de la Nación.

“El señor Presidente de la Nación, Doctor D. Alberto Ángel Fernández presenta un cuadro de dolor lumbar agudo, motivo por el cual se realizarán los estudios correspondientes con el fin de poder administrarle un tratamiento específico”, indicó el texto oficial en sus primeras líneas.

Luego, el comunicado, precisó que “se mantendrá informada a la opinión pública” sobre la evolución de la salud del mandatario, expresó el escueto comunicado de la Unidad Médica Presidencial apenas minutos pasadas las 20 de esta noche.

El último sábado se había registrado su última actividad oficial, en la que no había registrado inconvenientes físicos, cuando firmó en Luján el compromiso “Ni un pibe, ni una piba menos por la droga”, una campaña impulsada por la Federación de Hogares de Cristo que preside el cura José María “Pepe” Di Paola. El domingo, a su vez, se mostró activo a través de redes sociales al igual que ayer, cuando opinó en el marco del aniversario por los 10 años del papa Francisco en el cargo.

Vale recordar que pocos meses atrás, el Presidente de la Nación registró otro inconveniente relacionado a su salud en el marco de una actividad oficial fuera del país. En aquella ocasión —noviembre de 2022—, Alberto Fernández sufrió un cuadro de gastritis erosiva en medio de la gira internacional, que lo obligó a suspender por unas horas su participación en el G20 de Bali —India—. A su vez, este evento —un cuadro de dolor lumbar agudo— se sumó a la lista de afecciones a su salud que padeció el mandatario durante los últimos años.

Fuente: INFOBAE