El hombre fue hisopado el miércoles en una clínica privada de Santiago del Estero, el jueves falleció y su sepelio fue en un templo evangélico, donde asistieron más de 100 personas.

Por la tarde se conoció que había dado positivo por coronavirus lo que activó el protocolo. La policía busca a todos los asistentes, se aisló a los contactos estrechos y se cerró la clínica por 48 horas.

La ciudad de Frías atraviesa una riesgosa situación sanitaria tras conocerse que un hombre de 73 años que falleció el jueves y fue velado ante un centenar de personas en un templo evangélico dio positivo al hisopado por coronavirus que se le había realizado el miércoles.

La víctima de 73 años ingresó el miércoles en un sanatorio privado de la ciudad cabecera del departamento Choya por un problema coronario que se complicó con un cuadro de neumonía. Los médicos decidieron hisoparlo en la tarde de ese mismo día pero el hombre falleció durante la mañana del jueves y su cuerpo fue entregado a la familia para su velatorio. Finalmente el viernes los resultados del hisopado revelaron que padecía coronavirus.

El dato que preocupa a las autoridades es que el fallecido fue velado a cajón abierto y a la ceremonia asistió un centenar de personas.

El intendente Aníbal Padula informó que todos los contactos estrechos de esta persona fueron aislados, incluidas las que lo atendieron en el centro de salud. El COE Frías sugirió a las autoridades de la clínica el cierre del centro asistencial por el término de 48 horas y su correspondiente desinfección, medida que deberá hacerla cumplir las autoridades policiales.

Con respecto a las personas participantes del velatorio, anoche comenzó una investigación por parte de las autoridades policiales a los fines de producir el aislamiento correspondiente de quienes hayan asistido y el posterior hisopado en caso de surgir síntomas compatibles con Covid-19.