La nueva normalidad a causa de la pandemia por el Coronavirus, –de la que Argentina y Catamarca no son ajenas- traerá aparejado un verano distinto al que estamos acostumbrados.

Sucede que a la incertidumbre sobre las medidas sanitarias que regirán en los próximos meses, se le sumará el temor a contagiarse de muchos ciudadanos, que optarán por permanecer en la provincia durante los meses de mayor calor, como una manera de resguardo o de protección ante el Covid-19.

Como consecuencia de ello, es altamente probable que el consumo de energía eléctrica aumente en el verano en una proporción mayor a la que se esperaría para tiempos sin pandemia.

Por lo tanto, en un contexto social con más usuarios en los domicilios, más equipos de refrigeración funcionando durante más tiempo, más uso de Internet, entre otros motivos, hará que el consumo de energía en los hogares sea más elevado.

Este aumento luego se verá reflejado en las facturas que llegarán a los domicilios en los meses de abril y mayo, con los consumos realizados durante en el verano.

Por todo esto, y teniendo en cuenta que el Gobierno Nacional anunció una actualización de las tarifas a partir de Enero de 2021, desde el Ente Regulador de Servicios Públicos y Otras Concesiones de Catamarca reiteramos e insistimos en el concepto de uso racional, moderado y responsable de los artefactos eléctricos. Así produciremos un ahorro en el consumo de energía y por lo tanto pagaremos menos.