Los trabajadores afiliados a ATE comenzaron medidas de fuerza con un paro y movilización en el CAPE para luego trasladarse a Casa de Gobierno.

Los trabajadores resolvieron esta metodología luego de llevar a cabo una asamblea en la mañana de este lunes en el CAPE.

El pedido es que el gobierno provincial negocie los pedidos realizados de un aumento salarial de 2 mil pesos y un bono de fin de año.

“Nos han hecho una burla con esta conciliación, no hemos tenido respuesta a ningún punto que hemos pedido”, manifestó uno de los referentes de ATE.