Ayer viernes, la Facultad de Humanidades de la Universidad Nacional de Catamarca finalizó el primer llamado de exámenes finales virtuales, modalidad que se implementó a partir de la situación epidemiológica que se está viviendo a nivel provincial, nacional y mundial.

La decana de la Facultad, Mgter. Patricia Breppe, evaluó el proceso como muy positivo, y destacó la articulación que se realizó con municipios de la provincia y delegaciones de la UNCA en el interior para facilitar que los estudiantes puedan rendir con la infraestructura institucional, los soportes tecnológicos necesarios y la imprescindible conectividad.

Breppe señaló que “con el Consejo Directivo de la Facultad evaluamos en un primer momento, cuando la provincia de Catamarca mostraba otras condiciones sanitarias, la posibilidad de realizar los exámenes presenciales, pero ya con los últimos informes que tenemos y que dan cuenta de la circulación del virus en el territorio provincial, hemos tomado esta decisión de generar la modalidad virtual de los exámenes finales. Para ello hemos desarrollado un trabajo importante, porque la Facultad de Humanidades tiene una complejidad especial por la cantidad de carreras y de alumnos, y entonces, a través del Departamento de Educación a Distancia y el equipo de técnicos informáticos, hemos organizado toda la infraestructura necesaria para poder concretar estos exámenes”.

“También quiero destacar –añadió- el trabajo que han realizado todos los directores de los Departamentos de nuestra Facultad en las diferentes carreras y la tarea que ha desarrollado el Centro de estudiantes, informando y asesorando a los alumnos que debían rendir”.

Destacó de manera muy especial “un hecho muy valioso que se ha dado y que es, entiendo, una complementación virtuosa con las intendencias de nuestra provincia, que han aportado los puntos digitales que tienen en sus respectivas estructuras institucionales. En este sentido, nos hemos comunicado con las autoridades municipales y ellas inmediatamente han dado apoyo y conformidad a nuestra solicitud para que los alumnos que tengan problemas de conectividad, que no tengan una computadora personal o un dispositivo adecuado para conectarse a internet, o que carezcan de un espacio adecuado para poder concentrarse en el momento de rendir el examen, puedan acudir a estos espacios físicos con toda la infraestructura tecnológica aportada por los municipios”. Agregó que la misma articulación se realizó con las delegaciones universitarias que tiene la UNCA en Belén y en Los Altos “para que los estudiantes puedan dar sus exámenes virtuales sin ningún tipo de inconveniente”.

Mencionó como ejemplos los casos de una alumna de la carrera de Ciencias de la Educación que rindió en la sede de la UNCA en Belén y el de otra estudiante de la misma carrera que dio su examen virtual en la Sede de Participación Vecinal Manuel de Zalazar, de la ciudad capital, a través del trabajo coordinado entre Humanidades y la Dirección general de Participación Ciudadana del municipio capitalino, “que nos han facilitado los puntos digitales de estas sede en los barrios”.