Fernán Quirós.

El titular de la cartera de Salud porteña resaltó la importancia de continuar con la campaña para completar los esquemas de inoculación y de refuerzo para el otoño de 2022, y pidió mantener los cuidados de uso de barbijo y ventilación en lugares cerrados.

Por estas horas, se encendió una alarma en varios países de Europa por el preocupante rebrote de casos de coronavirus. Hoy, en la conferencia semanal que brinda para actualizar los datos de la Ciudad, el ministro de Salud Fernán Quirós se refirió a este contexto y dijo que si bien antes el Viejo Continente “nos anticipaba lo que podía ocurrir acá”, ahora el escenario es distinto debido al avance de la vacunación y el grado de inmunidad adquirido. “De modo que las situaciones son muy difíciles de comparar y proyectar”, opinó.

Sin embargo, el ministro recordó que “la pandemia no ha terminado en el mundo, ni en Argentina, ni en la Ciudad” de Buenos Aires, y advirtió que el coronavirus demostró en otros países que en la medida que se pierdan “las dos grandes barreras que es la protección inmune, y el uso de barbijos y ventilación” puede haber rebrotes.

Las declaraciones de Quirós tuvieron lugar luego de que la máxima autoridad de Alemania para el control de enfermedades manifestara hoy que el país enfrentará una “Navidad terrible”, si no se adoptan medidas para contener un brusco avance del coronavirus, luego de informar un récord de más de 65.000 casos en un día.

“Cuando la variante delta entró en Europa los países estaban menos vacunados que en Latinoamérica. En esos cuatro a seis meses de diferencia que hubo para que llegara acá, países como Uruguay, Chile y la Argentina avanzaron mucho en la vacunación”, explicó el funcionario porteño para ejemplificar las distintas realidades entre los continentes.

Asimismo, según el ministro, el rebrote de casos sucedió cuando se perdió uno de los dos instrumentos de inmunidad o cuando se debilitaron ambos, e indicó que “igual los casos son más leves, no es la pandemia como la que hemos vivido”.

“Si se pierden la protección inmune y los cuidados, puede haber rebrote” de Covid-19, advirtió Quirós. Por eso, al hablar sobre la manera de evitar nuevos fotos de contagios, resaltó la importancia de continuar con la campaña para completar los esquemas de inoculación y de refuerzo para el otoño de 2022, y de seguir con los cuidados de uso de barbijo y ventilación en lugares cerrados.

Plan de vacunación

“Si podemos mantener esas medidas, la apertura de fronteras no será relevante”, manifestó Quirós en alusión a la cantidad de extranjeros que podrían llegar al país durante las próximas semanas, en momentos en que empieza el verano, y a un posible rebrote de los casos de coronavirus.

Además destacó: “Estamos entre los países en los que más vacunas se aplicaron”.

De acuerdo con el último registro del Monitor Público de Vacunación, el total de inoculados en el país asciende a 64.631.495, de los cuales 35.874.756 recibieron una dosis, 27.795.293 las dos, 865.223 una adicional y 96.223 una de refuerzo, mientras que las vacunas distribuidas a las jurisdicciones llegan a 78.868.435.

“Tres de cada cuatro porteños ya tiene el esquema completo”, añadió Quirós. Hasta el momento, 86.451 personas en la Ciudad, más de la mitad de la población alcanzada, ya recibieron dosis adicionales por tener más de 50 años y haber sido vacunas previamente con Sinopharm o por presentar alguna enfermedad que reduce su inmunidad.

En el caso de las dosis de refuerzo, el ministro indicó que se continúa con quienes ya superaron los seis meses desde que se completó su esquema.