Comparte!

El artículo llegó a él de manera fortuita, pero enseguida se dio cuenta de su valor histórico. Quiere viralizar la búsqueda para devolverlo.

Matías Buonocore no recuerda la fecha en que llegó a sus manos el casco de un ex soldado de Malvinas, pero el objeto estuvo guardado en el lavadero de su casa en Lanús hasta esta semana, cuando decidió desempolvarlo y encontrar a su dueño legítimo.

Buonocore, de 21 años, publicó su búsqueda en las redes sociales con la esperanza de que se volviera viral. Expuso el casco modelo M1 desarmado y mostró el interior en el que se puede leer que le perteneció a un soldado nacido en 1962 de nombre Alfredo Raúl Cruz.

El joven estudiante de Derecho explicó que “gente que trabaja en lugares específicos” le proporcionó “datos concretos de una persona que falleció en 2012 y vivió en José C. Paz” que sería el único Alfredo Raúl Cruz nacido en 1962 convocado para Malvinas.

También surgieron datos de ex soldados homónimos oriundos de Córdoba o Corrientes, pero la historia de Cruz es desconocida por todos. Buonocore pudo averiguar que su nombre no aparece en la lista de veteranos de Malvinas por lo que debe haber sido un soldado continental.

“Figura como movilizado. Según lo que me explicaron, eso significa que no estuvo en batalla, pero hablando mal era como el suplente. Si mataban a tantos tenía que ir y pasar al frente él”, expresó Buonocore.

Un hallazgo inesperado
El tío de Buonocore compró el casco en una tienda de usados y lo llevó a su trabajo en Lanús para mostrárselo a su hermano y a su sobrino, que tenía unos 6 años en ese entonces.

“Me resultó impactante a pesar de la edad que tenía, y a mi viejo también. Nos shockeó un poco verlo”, recordó el joven.

“Del día ese tengo algunos recuerdos muy vagos de que me lo pusieron y me pesaba. Mi viejo y mi tío decían ‘hay que estar todo el día con el casco puesto. Estos muchachos que estuvieron en la guerra tenían eso puesto durante todo el día'”, recordó Buonocore.
Pesado, abollado y deteriorado, pero con un nombre. Así que Buonocore seguirá la búsqueda del soldado Cruz a pesar de que los cuatro números de teléfono que consiguió hasta el momento no parecen estar en uso.

“Yo se lo quiero devolver porque tiene su nombre y apellido, y para la familia debe ser muy importante si él ya no está”, explicó.