sábado, junio 15, 2024
HomeBienestarHábitos, control y variedad. ¿Cuáles son las claves para comer sano?

Hábitos, control y variedad. ¿Cuáles son las claves para comer sano?

Una alimentación sana se complementa también con acciones que van más allá de la comida, como puede ser la ingesta de agua y la práctica de ejercicio físico

El Día Mundial de la Alimentación se celebra cada 16 de octubre de cada año. La efeméride invita a tomar consciencia acerca del hambre y la desnutrición en el mundo, además de replantearse lo que implica una dieta saludable y qué significa comer sano.

El Día Mundial de la Alimentación comenzó a celebrarse en 1979 como una propuesta de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO). La fecha elegida para esta efeméride es la misma del aniversario de fundación de este organismo especializado de la ONU, cuyo objetivo principal consiste en la erradicación del hambre del mundo.

Asimismo, la FAO aborda la problemática de la desnutrición y la desigualdad que existe a nivel mundial en materia de acceso a los alimentos. Todas estas son cuestiones que adquieren una mayor relevancia en el Día de la Alimentación que, en este año, se enfoca especialmente en la importancia del agua como recurso.

Todos los años este organismo elige un lema para hacer hincapié sobre una problemática puntual. Este año es: “El agua es vida. El agua nutre. No dejar a nadie atrás”. En ese sentido, puntualiza que actualmente 2400 millones de personas viven en países sometidos a estrés hídrico. “La competencia por este recurso inestimable está aumentando, a medida que la escasez de agua se convierte en una causa de conflicto cada vez mayor”, agrega.

10 claves para una dieta sana en el Día Mundial de la Alimentación

. Crear un hábito de comidas: una de las principales claves para lograr una dieta sana no pasa por lo que se ingiere en sí, sino más bien por las cantidades y por la periodicidad con la cual se come. Lo más recomendable es respetar el desayuno, el almuerzo, la merienda y la cena, además de mantener siempre los mismos horarios para cada una.

. Hidratarse: este año, la FAO pone el foco en la cuestión del agua porque su ingesta es fundamental para el funcionamiento óptimo del organismo. En este sentido, se aconseja consumir al menos unos ocho vasos de agua al día (2 litros, aproximadamente).

. Variedad: otra de las claves para llevar adelante una dieta saludable radica en que esta debe ser equilibrada. En otras palabras, debe incluir alimentos de todos los grupos (frutas, verduras, carnes, granos y demás), ya que de esta manera es más factible que se ingieran los distintos nutrientes esenciales.

. Frutas y verduras: estos tipos de alimentos son ricos en vitaminas, minerales y antioxidantes, todos ellos esenciales para la salud. Resulta sumamente beneficioso sumarlos a la dieta diaria.

. Sal y azúcar: reducir la ingesta de sal y de azúcares refinados en la dieta es crucial para prevenir enfermedades como la hipertensión y la diabetes.

. Controlar las porciones: la relación entre la ingesta y el gasto de calorías es clave para una alimentación saludable. Además de controlar el tamaño de las porciones que se comen en cada comida, es preciso prestar atención a las colaciones que se hagan.

. Practicar ejercicio físico: el hacer deporte u otro tipo de actividad corporal aporta numerosos beneficios a la salud, y uno de ellos consiste en que ayuda a mantener un peso adecuado. En otras palabras, se trata de un complemento ideal para una dieta equilibrada y sana.

. Evitar los alimentos procesados: estos productos suelen ser ricos en grasas saturadas, azúcares y aditivos poco saludables. Para poder identificarlos, lo mejor que se puede hacer es leer las etiquetas de los productos para controlar su contenido.

. Comer con consciencia: una alimentación sana también abarca el contexto en el cual se ingiere la comida. Evitar las distracciones, como la televisión o el teléfono, ayuda a disfrutar de cada bocado y a ser más consciente de la dieta que se lleva.

. Consultar con un nutricionista: el mejor consejo en materia de alimentación siempre es el de consultar con un profesional de la salud ante cualquier duda que se tenga. La asesoría ayuda a diseñar una dieta personalizada y saludable que tenga en cuenta las necesidades específicas de cada individuo.

Fuente / La Nación 

Te puede Interesar