La niña entró al hospital deshidratada, con fracturas en el cráneo, clavícula, en arco costal, en el fémur y escoriaciones infectadas. La mujer atribuyó la paliza a su pareja y afirmó ser víctima de violencia de género.

La Agencia de Investigación Criminal detuvo en un domicilio de Siria al 200, a una pareja sospechada de intentar matar a su beba de 27 días.

La chiquita entró el jueves por la noche al Hospital Vilela deshidratada, con fractura de cráneo, de clavícula, en arco costal, en el fémur y escoriaciones infectadas. Se encuentra con pronóstico reservado.

Los agentes notaron que las lesiones de la niña no eran compatibles con el relato que los padres hicieron de los hechos. Por tal motivo, hubo medidas investigativas dentro de la casa allanada que derivaron en la detención y la alta sospecha de la implicancia de las dos personas en el episodio.

La joven pareja que fue aprehendida el viernes pasado sospechada de intentar matar a su beba de 27 días ayer fue llevada a audiencia imputativa. Allí, la mujer expresó que el autor de las golpizas era su novio y que incluso ella era víctima de violencia de género. En ese marco, se decidió pasar a un cuarto intermedio, designar otra defensa al sospechoso de los ataques, y retomar la acusación este miércoles.

El fiscal de Homicidios Dolosos Adrián Spelta precisó que la chiquita ingresó el pasado jueves por la noche al Hospital de Niños Víctor J. Vilela con fractura de cráneo, de fémur, de clavícula, en arco costal, con cuadro de deshidratación y con escoriaciones infectadas.

El fiscal agregó que en la costilla la beba de 27 días ya tenía un cayo de un golpe anterior que le había fracturado un huesito.

En el marco de esa brutal descripción sobre las golpizas a la chiquita, la imputada Antonella M. pidió la palabra y afirmó que la violencia fue ejercida por Marcos A., el otro acusado. Agregó que incluso ella es víctima de violencia de género.

La declaración de Antonella M. sobre violencia de género también fue sostenida por otra imputación que hizo el fiscal Spelta a Marcos A., que es por lesiones leves, por haberle dado un cabezazo en un ojo a la mamá de Antonella.

Después de las palabras de la imputada, la jueza Melania Carrara pidió que se designe un nuevo defensor a Marcos A., se pase a cuarto intermedio y la audiencia se retome este miércoles.

Fuente / Rosario 3