Tras largos meses de inactividad debido a las medidas tomadas por el gobierno, el histórico natatorio ubicado en la calle Junín reabre las puertas de su gimnasio femenino.

Siguiendo las recomendaciones de seguridad para evitar la propagación del virus COVID 19, amplió el espacio de musculación para respetar el distanciamiento social.

Cabe destacar que debido a la imposibilidad de utilizar los vestuarios, la piscina seguirá permaneciendo cerrada permitiendo el traslado del gimnasio a este espacio.

Haciendo caso al protocolo impuesto por las autoridades, Huaitana toma medidas ejemplares que le permiten reinventarse para volver a las actividades cuidando la salud de los catamarqueños.

¡Felicidades Huaitana!