El diputado Hugo Avila presentó esta mañana, una denuncia penal por los casos de vacunación VIP en Catamarca. “Cada vacuna que se pusieron los intendentes determina la muerte de una persona que no la recibió”, aseguró.

El legislador señaló que la denuncia fue contra la ministra de Salud de la provincia, Dra. Claudia Palladino; el intendente de Fray Mamerto Esquiú, Guillermo Ferreyra, y la intendenta de Fiambalá, Roxana Paulón.

Avila pidió que se investigue a fondo la vacunación a intendentes y funcionarios locales porque “no se encuentran comprendidos en los grupos prioritarios que establece el Plan Estratégico para la vacunación Covid-19 en la República Argentina (Resolución 2883/2020 del Ministerio de Salud de la Nación)”.

Asimismo, aseguró que “hay varios empleados de la Legislatura provincial que también recibieron la vacuna”.

Fundamentando su denuncia, Avila sostuvo que “se trata de un acto de gravedad porque no solo se está incumpliendo con los deberes de funcionario público, sino que también se está impidiendo que una persona considerada de mayor riesgo acceda a vacunarse contra los riesgos que implica la Covid-19”.