El embarazo de 8 semanas fue interrumpido por profesionales médicos de Santiago del Estero, haciendo cumplir el protocolo vigente para este tipo de casos.

La joven es sordomuda y su casos salió a la luz diez días atrás. La víctima, residente en el departamento Aguirre, provincia de Santiago del Estero, los días previos habría comenzado a sentir náuseas, por lo que su mamá decidió llevarla a un centro de salud para que fuera examinada.

Los médicos la analizaron y allí le explicaron a la madre que la joven estaba cursando un embarazo de 8 semanas. La noticia fue una sorpresa para la mujer, ya que su hija siempre estuvo al cuidado de adultos de su familia y no tiene pareja.

Sin dudarlo, la mujer se trasladó hasta una Comisaría y allí denunció la situación. En el caso tomó intervención la fiscal de turno en ese momento en la Circunscripción Añatuya, Dra. Florencia Garzón.

Mientras la fiscal inició la investigación del hecho, la madre de la víctima solicitó que se aplique el protocolo establecido para este tipo de casos, y se proceda a la interrupción legal del embarazo.

Se cursaron los requerimientos correspondientes y la Justicio dio luz verde al procedimiento. Según confiaron las fuentes, la última semana la joven fue sometida a la intervención quirúrgica, en la que a pedido de la Dra. Garzón, fiscal que investiga el caso, se preservaron muestras genéticas del feto, a los fines de poder cotejarlas con el ADN de un eventual sospechoso. La operación fue sin complicaciones y la joven ya fue dada de alta.

Fuente / Diario Panorama