Integrantes de la Comisión Diocesana dijeron que “será una oportunidad para inspirarnos en Fray Mamerto, quien nunca estuvo ajeno a la realidad y se comprometió a transformarla mostrando su sensibilidad hacia los más desprotegidos”.

En la mañana del viernes 18 de septiembre, se anunció oficialmente que el lugar de la ceremonia de beatificación de Fray Mamerto Esquiú será el 13 de marzo de 2021 en Piedra Blanca, departamento Fray Mamerto Esquiú, su tierra natal. La novedad fue comunicada a través de una conferencia de prensa ofrecida por miembros de la Comisión Diocesana Esquiú: Pbro. Julio Murúa -presidente-, Fray Pablo Reartes y el Prof. Mario Vera, en el Obispado local.

En la oportunidad, el Padre Julio Murúa recordó que “la fecha de la beatificación de Esquiú será el sábado 13 de marzo de 2021, en horario a definir”, y “el lugar para la ceremonia será el vecino departamento Fray Mamerto Esquiú, casi como algo natural ya que se trata de la tierra natal del Padre Esquiú. San José de Piedra Blanca, que es la cabecera departamental, es el lugar donde él nació y creció hasta la edad en que se trasladó hasta el Convento de San Francisco para realizar los estudios. Su familia era una familia de labradores, que lo acompañó en esta vocación de entrega a Nuestro Señor Jesucristo”.
Comentó que la decisión del lugar para la celebración es el resultado del trabajo que viene realizando “la Comisión Diocesana, formada por el Señor Obispo para ir preparando este camino hacia la beatificación, en conjunto con la Comisión que nombraron los franciscanos. En las reuniones se van tirando las propuestas, conversando y tomando las decisiones”.

En El Suncho y el Templo Franciscano

Asimismo, dijo que “hemos coordinado con el Padre Domingo Chaves, que también es parte de esta Comisión, para que el domingo 14 de marzo, en horas de la mañana, haya una celebración de acción de gracias en El Suncho, departamento La Paz, lugar donde falleció el futuro beato Fray Mamerto Esquiú”.
Por su parte, Fray Pablo Reartes manifestó que “también está programada una visita y celebración en el Templo de San Francisco, el mismo 13 de marzo en horas de la tarde”, memorando que “el Templo de San Francisco es el lugar que albergó el corazón de Fray Mamerto hasta el año 2008 en que fue sustraído; ahí también está la celda donde vivió los últimos años antes de viajar a Tarija. Y actualmente están dos reliquias, una que se trajo el 11 de mayo de 2018 desde la Catedral Basílica, y otra el 11 de mayo de 2019. En el Templo de San Francisco se va a construir el altar donde irá la imagen del beato con la reliquia. En la celda están los objetos personales que pertenecieron a Fray Mamerto, en un pequeño museo”.
Respecto de la fecha del 13 de marzo, dijo que “es improbable que la beatificación cambie de fecha, pero todo lo que se organice estará supeditado a la evolución de las condiciones sanitarias”. Más adelante, el Padre Murúa reforzó este aspecto, indicando que “la fecha no se cambiará, se realizará con poca o mucha gente”.
El sacerdote franciscano reflexionó que “debemos ver esta celebración como una oportunidad para inspirarnos en personas de la talla de Fray Mamerto, quien como fraile y creyente nunca estuvo ajeno a la realidad y se comprometió a transformarla mostrando su sensibilidad hacia los más desprotegidos y vulnerables, diríamos hoy. Como pueblo catamarqueño y argentino debemos ir preparándonos espiritualmente para este importantísimo acontecimiento”.

Equipos de trabajo

El Padre Murúa contó que “ya hemos comenzando a conformar los equipos que tendrán la responsabilidad de preparar al pueblo para vivir la Beatificación y la celebración misma. Por el momento hay un organigrama con los siguientes equipos: Secretaría, Liturgia y Ornamentación, Infraestructura, Hospedaje, Acogida, Protocolo, Prensa y Difusión, Servidores y Jóvenes en general, Recursos y Finanzas, Cultura e Historia. Puede haber más”.
Además, apuntó que “se coordinará con los organismos del Gobierno provincial y municipal para canalizar el apoyo que de muchas formas nos han ofrecido”.