El Colegio Nuestra Señora de Guadalupe, ubicado en San Isidro, departamento Valle Viejo, se vistió de fiesta para recibir las reliquias del Beato Mamerto Esquiú.

La comunidad educativa en sus tres niveles se preparó para este acontecimiento, concretado el miércoles 29 de septiembre, con mucha alegría expresada en los cantos, representaciones teatrales y bailes.

También hubo momentos de oración y reflexión ante las reliquias del fraile franciscano y obispo, a quien ya veneramos en los altares.