Decenas de casas quedaron cubiertas de barro, mientras que los puentes y las carreteras quedaron destruidos en la parte oriental de la isla.

Más de 50 personas murieron y 27 continúan desaparecidas este domingo último a raíz de las inundaciones y deslizamientos de tierra en el este de Indonesia y en Timor Oriental, según las autoridades, que temen que el número de víctimas sea mayor.

Las lluvias torrenciales provocaron inundaciones y sembraron la desolación desde la isla indonesia de Flores hasta Timor Oriental, informó AFP.

“Tras haber comprobado las cifras con nuestro equipo en el terreno, registramos 41 muertos”, declaró a la prensa Raditya Jati, portavoz de la Agencia Nacional de Mitigación de Desastres, revisando a la baja un anterior balance de 44 fallecidos.

El portavoz añadió que 27 personas seguían desaparecidas y nueve estaban heridas.

Estas lluvias torrenciales causaron inundaciones en varios distritos de la isla de Flores, donde la mayoría de la población es católica horas antes del inicio de las celebraciones de Semana Santa.

Decenas de casas quedaron cubiertas de barro, mientras que los puentes y las carreteras quedaron destruidos en la parte oriental de la isla.

En tanto, en el vecino Timor Oriental, 11 personas murieron en la capital, Dili, informaron las autoridades.