Anoche, el estadio Malvinas Argentinas, volvió a ser blanco de incidentes en la última fecha del clausura, en el clásico entre Villa Cubas y Policial.

A los 38 minutos del segundo tiempo, mientras el partido entre Villa Cubas y Policial marchaba 2 a 2, el arbitro José Silva Castaño, decidió suspender el encuentro ya que desde la parcialidad del «León», arrojaron un proyectil en el festejo del gol hecho por Luis Castillo, el cual terminó impactando en la cabeza de Roberto Saquilan.

Tras hacerle las primeras curaciones en el campo de juego, Saquilan fue derivado a un nosocomio céntrico para mayor atención.

Cabe recordar que el día martes, ocurrieron muy serios desmanes en la misma cancha, con el partido final entre Defensores del Norte y Vélez, que aun no tuvo resolución y en donde fueron agredidos salvajemente los árbitros.