En un verdadero partidazo, el Leeds del entrenador argentino, Marcelo Bielsa, perdió con el Liverpool, campeón vigente de la Premier League, por 4 a 3, en el inicio de la liga inglesa.

El conjunto del “Loco” Bielsa, recientemente ascendido de la segunda división, fue un duro rival para los dirigidos por Jürgen Klopp, que pudieron asegurarse los tres puntos recién cerca del final.

Apenas empezado el partido, a los cuatro minutos, el defensor alemán Robin Koch -debutante con su equipo- tocó la pelota con el brazo en su área, el árbitro Michael Oliver cobró penal y Mohamed Salah lo cambió por gol.

Leeds reaccionó rápido y alcanzó el empate con un golazo de Jack Harrison, a los 12, pero Virgil van Dijk, con un soberbio cabezazo a la salida de un tiro esquina, puso arriba otra vez a Liverpool, a los 20.

Pero un error del propio Van Dijk le permitió a Patrick Bamford marcar el 2 a 2, a los 30. Tres minutos más tarde, volvió a aparecer Salah, quien recogió un rebote y clavó un zurdazo al ángulo, para que Liverpool se vaya ganador al entretiempo.

Ya en el complemento, el ritmo de juego fue menos intenso, pero el resultado siguió abierto y a los 22 minutos el polaco Mateusz Klich puso el encuentro 3 a 3.

Cuando el partido se terminaba y parecía encaminarse a un empate, Rodrigo le cometió un infantil penal a Fabinho, que le permitió a Salah marcar el 4 a 3 con otro remate desde los 12 pasos.