Comparte!
Ingresó a la Cámara de Diputados, que preside el diputado Fernando Jalil, un proyecto de ley de modificación del artículo 222 del Código Procesal Penal de la Provincia de Catamarca (Ley 5.097).
En el mismo se establece que las cosas o los efectos secuestrados serán inventariados y colocados bajo segura custodia a disposición del Fiscal de Instrucción o del Tribunal.
En caso necesario, podrá disponerse el depósito. La iniciativa parlamentaria fue presentada por el diputado Juan Denett.
La modificación establece además que cuando se trate de vehículos, aquellos, desde cuyo secuestro hubieren transcurrido dos meses sin que hubiese reclamo por parte de los propietarios, serán entregados en depósito al Poder Ejecutivo para uso exclusivo de la Policía de la Provincia, la que los utilizará en cumplimiento de las funciones de prevención y persecución delictual. Este depósito, será bajo la responsabilidad del Estado.
En cuanto a otros objetos que sirvan para cumplir una función social o que resulten de utilidad a la Policía de la Provincia, Poder Judicial o Policía Judicial y que se encuentren en similar situación a la descripta, podrán, bajo las mismas condiciones ser entregados en depósito a éstas o a instituciones de bien público.
El Juez podrá disponer que se obtengan copias o reproducciones de las cosas secuestradas, cuando éstas puedan alterarse, desaparecer o, sean de difícil custodia o cuando así convenga a la investigación.
Las cosas secuestradas en tanto serán aseguradas con el sello del tribunal y la firma del secretario, debiéndose firmar los documentos en cada una de sus hojas.
Si fuese necesario remover los sellos se procederá así, previa verificación de su identidad e integridad. Concluido el acto, que se hará constar, aquellos serán repuestos”.

“Es sabido la gran cantidad de vehículos y demás bienes que se encuentran secuestrados en nuestra Provincia por parte del Poder Judicial como asimismo que dichos bienes quedan muchas veces a la intemperie, inutilizados e incluso para el caso que queden adecuadamente depositados, el solo transcurso del tiempo los afecta e incluso los destruye .

Muchos de ellos se encuentran en terrenos baldíos al aire libre, en lugares más parecidos a un basurero que a un garage, donde los vehículos aguardan a la intemperie las lentas resoluciones de la Justicia.
Por otro lado, es propicio destacar que existe la necesidad de dotar a la Policía de la Provincia con distintas herramientas, en este caso vehículos secuestrados, fruto generalmente de hechos delictuales, para dar cumplimiento de un fin social, el cual es para la persecución y prevención de los delitos por parte de este organismo.
Con este proyecto se busca darle utilidad a los vehículos que están secuestrados, sin uso para que formen parte de la logística de la Policía para su uso en la lucha contra el delito”, señala el legislador en la fundamentación del proyecto.