Por iniciativa del Intendente de Fray Mamerto Esquiú, Guillermo Ferreyra y atendiendo al pedido de la comunidad, se llevó a cabo la restauración del templete que protege el patrimonio más importante del departamento homónimo, la casa natal de Fray Mamerto Esquiú; declarada Monumento Histórico Nacional por el Congreso de la Nación, en el año 1935 por Ley nº 12191.

Se pintaron más de 2000 mts2 de superficie, incluyendo veredas, rejas y reparación del deteriorado techo. La obra fue realizada íntegramente con mano de obra municipal,  y la comunidad catamarqueña pudo visualizarla el pasado Jueves 4 de Octubre, cuando las reliquias del hijo predilecto retornó a su tierra natal.

Sobre la restauración, Ferreyra expresó “hace muchos años que no se restauraba el templete que protege nuestro patrimonio más importante, debemos protegerlo, porque protegiéndolo, cuidamos nuestra identidad y nuestro pasado”.