Comparte!

Mediante un programa municipal se incorporaran las huertas como recurso sustentable para las familias que sean beneficiadas con una vivienda.

El programa será llevado adelante entre la Secretaria de la Vivienda y el Hábitat Social y la Secretaria de Producción del municipio quienes integrarán conocimiento para que los beneficiarios pueden obtener un beneficio que les permita en principio autoabastecer a sus familias, pero en una segunda etapa trabajar con los excedentes agregando valor agregado para propiciar su comercialización generando ingresos para el grupo familiar.

El proyecto propone involucrar a los integrantes del grupo familiar enseñando técnicas de sembrado y, teniendo en cuenta los gustos y los antecedentes de producción de la familia y la zona, poder innovar con nuevas técnicas de cultivo y de riego.

En este sentido, también se ha solicitado el asesoramiento y apoyo de los técnicos del INTA, principalmente a través de la experiencia del programa Pro Huerta, que ha expandido con innumerables experiencias por todo el territorio. Esto así, impone cambiar hábitos y destinar tiempo en producir lo que será para cada grupo familiar.

El intendente Sebastián Nóblega sin dudar apoyo el proyecto, entendiendo que la pobreza es una concepción que no radica en cuanto se tiene, sino en la calidad de vida de la gente. “Debemos apuntalar a la producción, desde las huertas familiares a las producciones industriales. Es un momento difícil pero debemos entender que consumir alimentos sanos, orgánicos, cultivados en casa y encima generar recursos extras, es nada más ni nada menos que combatir la pobreza y enseñarles a otros que se puede generar riqueza desde nuestra casa. Estamos muy contentos y esperanzados en proponer éste camino”, dijo el jefe comunal.