La Asociación de Trabajadores de la Industria Lechera de la República Argentina (Atilra) decidió la medida que se extiende desde las 7 de la mañana de hoy, hasta la misma hora del miércoles.

“Teniendo en cuenta el mandato que nos han conferido todas y todos los trabajadores lácteos de Argentina y concomitantemente con esa responsabilidad que nos confieren, cumplimos en comunicar que se ha determinado: La realización de un paro total de actividades de 24 horas, sin guardias, las que estarán a cargo del empleador, comenzando el mismo a partir de la hora 07:00 am del día martes 18.”

Desde la asociación afirmaron fervientemente en el comunicado la decisión de realizar “un paro total de actividades sin guardias, las que estarán a cargo del empleador”.

Por otra parte, hasta “las 24 hs. del día domingo 23 de agosto” los trabajadores mantienen “la decisión de trabajar exclusivamente la jornada semanal tal cual lo establece el Convenio Colectivo de la actividad, absteniéndose de trabajar días francos durante este período” en el que tampoco “se realizarán horas extras”.

La representación gremial de los lecheros aclara que el cese de sus actividades no implicará “ningún riesgo de pérdida de materia prima”, es decir que la leche sea derramada.