Los vecinos de Bañado de Ovanta expresaron su indignación por una obra que ejecuta el municipio que dirige el intendente Elpidio Guaraz (FJV), destinada a la construcción de desagües pluviales y del cual aseguran se construye con material inadecuado.

Con las últimas lluvias la obra sacó a la luz falencias, dejando al descubierto que se ejecuta con block que fueron arrastrados y destruidos por la lluvia. Quienes viven en el lugar expresaron su preocupación debido a que esa obra, aún inconclusa, ya demuestra que no cumplirá la función para la cual se construye, la de contener las inundaciones y desviar el agua fuera las viviendas.

No es la primera vez que sucede, en septiembre el problema ya había sido expuesto, sin embargo no hubo respuesta oficial. Ahora con las lluvias de los últimos días el problema volvió a acentuarse y a dejar en evidencia las falencias acentuando el malestar de la población por los recursos destinados en vano, y con el temor de que se vuelvan a padecer las consecuencias.

En el Concejo Deliberante de Santa Rosa, el edil Mario Páez presentó en septiembre un pedido de informe donde plantea al Ejecutivo municipal, responsable de la obra, conocer el proyecto –ya que nunca ingreso al Concejo-; también sobre los avances de la obra;fondos destinados y plazo de ejecución; sin embargo nunca avanzó.

La obra en cuestión denominada Desagüe Pluvial – Bañado de Ovanta, planeaba beneficiar a los barrios 36 y 37 viviendas, ubicado en uno de los sectores más castigados por las inundaciones por lo que entre los vecinos crece el temor a que vuelvan a sufrir las consecuencias.