Con ruidos ensordecedores, permanecieron los vecinos de varios puntos de la ciudad Capital ante la marcha de unos 100 motoqueros que se prolongó hasta la madrugada de hoy.

Los motociclistas transitaron por las principales calles de la ciudad bramando a la marcha de sus motos con escapes recortados, acelerando como en competencia y haciendo maniobras peligrosas en plena calle.

Una práctica que se viene repitiendo desde hace años y que por lo visto, no logra frenar ni las restricciones de la pandemia en la provincia.

Los vecinos se quejaron porque no les fue posible descansar con tanto ruido en las calles, y pidieron a las autoridades que intervengan, controlen y tomen medidas para el cese de estas caravanas motoqueras por la ciudad.