Adela Durán tiene 90 años y demostró que la edad en realidad es la que se lleva en el alma. Para su cumpleaños pidió que le hicieran una fiesta de 15 y sus familiares cumplieron.

El sueño de Adela conmovió a todos en las redes sociales. Se la podía ver con un vestido y hasta una corona lista para festejar esa celebración que había quedado pendiente.

Sus 10 hijos, 36 nietos y 26 bisnietos se ocuparon de que su “mamatina”, como le dicen, cumpla su sueño con todos los lujos.

La familia salteña consiguió desde una corona hasta extensiones de pelo para que Adela se viera como esperaba.

La mujer bailó el vals, sopló las velitas y disfrutó de un video como se hace en los festejos tradicionales.

“Me siento estupenda porque pude cumplir un sueño que tenía pendiente. A mis hijas les pude festejar sus 15, pero yo nunca los puede festejar. Esto me hace sentir muy mimada por mis seres queridos. Soy muy feliz desde ese día”, expresó Adela a Clarín.