Comparte!

Los policías con sobrepeso de Tailandia son enviados a un centro especial de entrenamiento donde no solo siguen una rutina de ejercicios, sino también de alimentación.

Tailandia no permite que sus policías tengan sobrepeso o estén en mala condición física. Para alcanzar ese objetivo envía a todos aquellos que no cumplan con las exigencias a un centro de entrenamiento especial.

El período de entrenamiento se extiende por dos semanas y los policías deben someterse a dietas estrictas y a duros ejercicios para reducir el sobrepeso. Según indicó el medio local Kahosod English en un artículo, las autoridades pretenden que disminuyan el volumen de sus barrigas.

Dentro de los ejercicios a realizar se encuentran: manejar bicicleta, abdominales, correr y el fortalecimiento de músculos en el gimnasio. Como si eso no fuera suficiente, y para verificar que el entrenamiento esté siendo efectivo, llevan tarjetas de identificación en los cuales se registra su peso antes y después de ingresar al centro.

“Hay muchos problemas si eres un policía gordo. Te mueves y trabajas con lentitud. Eso es inaceptable si eres un oficial encargado de detener a criminales, ya que tienes que ser hábil y moverte rápido”, detalló el sargento mayor Maj Sornpetch Chantarak.

Según el oficial la iniciativa fue todo un éxito: algunos de los policías que participaron lograron reducir más de 20 kilos en el corto tiempo que estuvieron en el centro de entrenamiento