Comparte!

La prevención no es lo único que hay que tener en cuenta. Como con cualquier otra enfermedad, también estar informados de los posibles síntomas para actuar con rapidez.

Lo más importante para no sufrir las consecuencias de las enfermedades de transmisión sexual (ETS) es la prevención. Usar preservativo, campo de latex, y ser cuidadosos con las que pueden contagiarse incluso usándolos, como el VPH (que puede contagiarse por el contacto de las zonas infectadas con cualquier mucosa).

Sin embargo, la prevención no es lo único que hay que tener en cuenta. Como con cualquier otra enfermedad, también estar informados de los posibles síntomas para actuar con rapidez es muy importante, porque es la manera de evitar complicaciones. Estos son algunos síntomas que, como aparecen en otras partes del cuerpo que no son los genitales, suelen pasarse por alto.

La clamidia, la gonorrea y la sífilis tienen este tipo de síntoma.

En los ojos

En algunas ocasiones, lo que parece conjuntivitis puede ser gonorrea o clamidia. “A veces olvidamos decir a la gente quela gonorrea puede pasar a los ojos a través de dedos infectados (que hayan estado en contacto con la bacteria)”, le explicó a la BBC y La Nación Tas Rashid, médica especializada en salud sexual.

Es decir, aunque se utilice protección en algunos momentos de la relación sexual; como la penetración o el sexo oral, es posible contagiarse alguna ETS que se manifestará en otra mucosa, en este caso el ojo. Los síntomas incluyen rojez, comezón e hinchazón

En la garganta

La gonorrea puede manifestarse como un cuadro en la garganta, puntualmente, como dolor e inflamación de los ganglios linfáticos del cuello. También la clamidia, aunque solo cuando se contagia mediante el sexo oral.

Las articulaciones

Tanto la gonorrea como la sífilis pueden manifestarse como dolor en las articulaciones. En el caso de la gonorrea, es bastante complicado: significa que llegó a las articulaciones mediante el torrente sanguineo, provocando artritis séptica. Provoca enrojecimiento, inflamación y mucho dolor. En la sífilis, en cambio, puede haber dolor de articulaciones acompañado de cansancio y lo que parece un cuadro gripal.

Todo el cuerpo

La sífilis puede provocar manchas rojas, que aparecen en cualquier parte del cuerpo.

Caída del cabello

La sífilis puede producir que el cabello se caiga, en general de a parches.