Comparte!

En la madrugada de ayer, a las 05:55, por requerimiento del Comando Radioeléctrico, personal de División Canes de la Policía de la Provincia llegó hasta el local bailable “Wika Club”, ubicado en la Avenida Juan Pablo Segundo, y procedió a la aprehensión de dos jóvenes de apellidos Ferreyra (18) y Díaz Vázquez (18), quienes habrían causado un desorden en el lugar para luego intentar agredir físicamente al personal policial que cumplía servicio adicional en el boliche.

Finalmente, los aprehendidos fueron trasladados y alojados en la Comisaría Quinta, que por jurisdicción corresponde, a disposición de la Fiscalía de Instrucción en turno, desde donde se impartieron las medidas a seguir, mientras que los efectivos policiales damnificados radicaron la denuncia penal correspondiente en el Precinto Judicial N° 5.