Según informa Ámbito Financiero, la medida beneficiará a unos 200 mil empleados que trabajan en los ministerios y los organismos centralizados y descentralizados de la administración nacional. Quedarán exceptuados los trabajadores de las empresas públicas, las universidades y el personal de las Fuerzas Armadas y de seguridad.

El beneficio se suma al que está previsto para los trabajadores del sector privado, quienes también recibirán $5 mil en dos cuotas a ser entregadas con los salarios de noviembre, pagaderos en diciembre y el resto con los salarios de enero pagadero en febrero.

El decreto contemplará a aquellas empresas que “se encuentren especialmente en crisis o declinación productiva” y estarán autorizadas a “adecuar la implementación” de los plazos y los montos del bono.

También en el caso de acuerdos salariales que ya fueron cerrados a lo largo del año y hayan pactado una revisión “podrán compensar el aumento” con la suma total del plus salarial salvo que las empresas y los gremios acuerdan “expresamente” su no absorción.

Fuente: Minuto Uno