Comparte!

El Pasaje 2 es el primer Gimnasio de Catamarca que añadió la divertida y exigente disciplina. Las clases son dictadas por las profes Juli Salerno, Agus Suárez y Ángela Caballero.

El Bungee es una actividad de alta intensidad, donde los saltos, giros y movimientos especialmente estudiados ayudan a quemar grasa de forma muy divertida.

¿Dónde? En El Pasaje 2, el centro de acondicionamiento físico de Julieta Salerno.

Con buena música y movimientos comienza la tarea de ponerte en forma: El bungee fit. Son clases personalizadas con cuerdas, parecidas a las del bungee jumping, que permanecen atadas al techo de un extremo y al alumno del otro.

Es lo que te da el bungee fitness, la nueva modalidad que fusiona ejercicios con cuerdas y te ayuda a moldear, tonificar, perder algunos kilos, además de asegurar mucha diversión y buena música.

Este novedoso entrenamiento en suspensión que te hace “volar” gracias a un arnés y unas cuerdas elásticas que hacen todavía más divertido cada ejercicio. “Se trata de atarse un arnés a la cintura, que lleva una cuerda elástica enganchada al techo con la longitud exacta para que al lanzarse contra el suelo, la persona quede a pocos centímetros y que, a la vez, el retroceso ayude a recuperar la verticalidad”, explica la profe Agus Suarez.

La modalidad nació en Tailandia bajo el nombre bungee jump o puente, “una técnica en la que las cuerdas se sujetan de los pies y el lanzamiento se hace desde una montaña” manifestó Salerno.

“Es un superejercicio, perfecto para tonificar las zonas que más preocupan, como glúteos o piernas, y estirar la musculatura y las articulaciones”, agrega Salerno.

Una vez que los alumnos se colocan las cuerdas, ¡comienza la diversión! Otros beneficios son el fortalecimiento de los abdominales, además de mejorar la fuerza de las piernas. “Es una actividad que está pensada para todo el mundo, ya que el contacto con el piso es suave y las articulaciones no sufren mucho impacto, como quizás en otros deportes”, añade Agus Suarez.

La clase dura 40 min. Los alumnos realizan un calentamiento para comenzar a trabajar el cuerpo y en poco tiempo se notan los cambios. “Inclusive, lo pueden practicar niños.”

Horarios: de lunes a viernes a las 15,16,17,18,20,21 y 22 horas.  El gimnasio se encuentra frente a la casa de la Puna sobre Avenida Recalde

Por otro lado, esta actividad tonifica todo el cuerpo, ya que durante la clase se realizan sentadillas, desplantes y flexiones de brazos sin el impacto normal en las articulaciones. “Se destaca el estilo suave, de bajo impacto, y la conexión de cuerpo y mente. Las alumnas que llegan hasta el gimnasio pasan de maravillas, se ríen, se desconectan del mundo; la sensación de volar es espectacular”.