Por el desarme de posiciones y los ingresos desde el exterior, con inversores que buscan aprovechar las altas tasas de interés, el dólar retrocedió un 3,3% a $36,60 durante la semana pasada en bancos y agencias de la city porteña.

La moneda estadounidense descendió 16 centavos y acumuló su tercer descenso consecutivo el pasado viernes.

Por su parte, el Banco Central subastó Letras de Liquidez (Leliq) a 7 días de plazo por $ 139.380 millones con una tasa promedio de corte del 68,52% (el jueves, había cerrado en 68,80%) y un retorno promedio adjudicado de 69%.