Comparte!

La desconfianza en la capacidad de pago de la Argentina hace que crezca sin parar.

Quedan sólo tres días de mercados en 2018 y la preocupación para por saber a cuánto cierra el Riesgo País del peor de los tres años de gobierno de Mauricio Macri y cómo comenzará el indicaron en el 2019 cuando busque su reelección. El indicador que elabora JP Morgan para la Argentina superó los 830 puntos básicos (832 el lunes) y los seguros contra un default de la deuda soberana del país (CDS) también pasaron los 800 dólares.

Así, está más del doble de los 350 del cierre de 2017. Y aún no habría llegado a su techo.

¿Por qué sube el Riesgo País? En parte, por las dudas de que Argentina pueda contar con los recursos suficientes para atender en tiempo y forma los compromisos de la deuda más allá de 2019.

Argentina sorteó un eventual default este año gracias al mega préstamo del FMI. Los u$s57.100 millones fueron concedidos de manera extraordinaria.

Esos dólares del FMI se suman a los que desde 2016 acercaron los fondos internacionales, confiando en que, en un par de años, las reformas que implementaría Mauricio Macri llevarían a un escenario de consistencia macro y revalorización de la deuda.

Nada de eso sucedió. Hoy el país vive financieramente gracias al FMI. Los desembolsos del stand by cubren, en principio, las necesidades financieras de 2019.

La mejor respuesta quizás pase por despejar las dudas acerca de las posibilidades de que el país pueda cumplir con sus obligaciones más allá de 2019. Y para eso hay solo un par de caminos posibles, toda vez que los expertos auguran un contexto internacional difícil para los mercados emergentes en los próximos dos años.