La sidra, lo que más subió: 350%. El pan dulce, lo que menos: 153%.

Festejar la navidad 2023 será casi tres veces más caro que el año pasado, a partir de fuertes aumentos en la canasta alimenticia y en la decoración alusiva.

Un estudio privado reveló que el alza promedio será de 277%, a partir de aumentos de 240% promedio en los productos esenciales y de 31% en los decorativos.

Según este trabajo entre los productos esenciales que más se encarecieron está la sidra, que aumentó 350%, al pasar de $399 a $1.794, en promedio.

El espumante de ananá pasó de $499 a $1.785, y las garrapiñadas de maní de $215 a $743, representando una suba cercana al 250%.

En cambio, productos como el pan dulce con frutas ($1.799, con un aumento del 153%), el turrón de almendras ($1.569, 210%), y el turrón semiblando ($890, 212%), tuvieron crecimientos más moderados.

Esta variación implica que, mientras el año pasado el presupuesto para la mesa dulce rondaba los $4.700, en el 2023 se proyecta que alcance los $16.000, es decir, 240% más.

El panorama es más complicado para quienes pretenden decorara la casa.

El pesebre de cerámica fue el artículo que más sufrió el impacto de la inflación, ya que pasó de $14.999 a $79.999, es decir, 433% más caro. El set de 24 esferas de colores subió 360%, elevándose de $2.900 a $11.499, mientras que el arbolito de 1,80 m aumentó 270%, pasando de $20.799 a $76.998.

En contraposición, algunos elementos decorativos como la corona navideña ($7.999, con un aumento del 220%), el juego de luces cálidas LED de 50 foquitos ($9.998, con un aumento del 233%), y la bota navideña ($7.500, con un aumento del 241%) mantuvieron aumentos ligeramente moderados.

En consecuencia, será necesario invertir casi $190.000 más en la decoración navideña en 2023, una suba de 315% respecto de 2022.

Fuente / El Tribuno Salta