Se trata de una mujer salteña de 30 años, que fue identificada en las últimas horas por familiares de la víctima, mientras que el fiscal de la causa, Fernando Garnica, dispuso que se active el protocolo de femicidio en tanto avance la investigación.

Buscan determinar si fue un accidente o un caso de violencia de género. Hay dos detenidos.

Luego de que una mujer fuera hallada sin vida en un canal de riego de Mendoza el domingo, la Fiscalía logró dar con la identidad de la persona muerta, pese a que esta se mantendrá reservada. De esta manera, las autoridades informaron que buscarán establecer si la causa de la muerte se vincularía a un accidente o, por el contrario, si se trataría de un femicidio.

El fiscal a cargo de la investigación, Fernando Garnica, señaló que la víctima se trataba de una mujer de 30 años, oriunda de Salta (nacida en Pichanal), que había viajado hacia el departamento mendocino de San Carlos, ubicado hacia el sur de la capital de Mendoza. En este sentido, indicó que se desempeñaba como trabajadora golondrina pero no reveló desde hace cuanto tiempo se encontraba en la zona.

Familiares reconocen el cuerpo
El reconocimiento del cuerpo fue realizado por los familiares de la víctima en las últimas horas, aunque se desconoce si la mujer contaba con personas allegadas que residian en el área. En paralelo, el funcionario público activó el protocolo de femicidio en la investigación, por lo menos hasta que lograra determinar si una o varias terceras personas habrían cometido un crimen contra la vida de la trabajadora.

“No descarto ni accidente, ni femicidio”, apuntó el representante del Ministerio Público Fiscal (MPF) luego de que en las pericias preliminares que se le realizaron al cadáver de la mujer se encontrara un golpe en la cabeza. Frente a este indicio, los peritos forenses analizaran si éste fue el causante de la muerte o si se habría provocado por la corriente que la habría arrastrado.

El hallazgo del cuerpo
El cuerpo de la víctima fue encontrado el domingo en un cauce de riego ubicado en las calles Cobos y Libertad, a unos 7 kilómetros de distancia de la capital mendocina, cuando una persona se comunicó con las líneas de emergencia para dar aviso sobre la presencia de una mujer ahogada.

De esta manera, un grupo de efectivos policiales de la zona se presentaron en el lugar, en donde constataron la presencia del cadáver. Acto seguido, los oficiales solicitaron el refuerzo de la Policía Científica y del personal médico que confirmó la muerte de la mujer.

Testimonio del denunciante
Según el testimonio que los agentes recopilaron del denunciante, el hombre señaló que su tío se encontraba regando una finca y que, al ver que el flujo del agua había disminuido, recorrió la zona hasta que descubrió que era el cuerpo de la mujer el elemento que había provocado que disminuyera la presión del afluente. Según se supo, en las últimas horas la Policía detuvo a dos hombres, uno de ellos sería la pareja de la mujer de 30 años.

Fuente / El Tribuno Salta