Comparte!

Durante la mañana de ayer, en la décima quinta sesión de la Cámara de Diputados, que preside el diputado Fernando Jalil, la diputada Adriana Díaz, realizó un homenaje por el Día de la Ancianidad, que se celebró el 28 de Agosto. El objetivo fue resaltar los avances en reconocimiento de derechos a este sector de la sociedad sobre todo de la necesidad de quitar todo tipo de prejuicio y/o estigmatización, de quienes son reconocidos como adultos mayores.

En sus argumentos, la legisladora señaló: “La declaración fue incluida en la Constitución Nacional en el año 1949, en su artículo 37 III. De la Ancianidad, que puso en vigencia el gobierno constitucional de Juan D. Perón, y que fuera derogada por el gobierno de dictatorial, que se instauró luego del golpe de 1955, consecuencia de la autodenominada “Revolución libertadora”.

La Argentina fue vanguardia en el mundo de incluir en su legislación los derechos de los adultos mayores. Y fue la República Argentina, el país pionero, que se encargó de llevar al concierto de las Naciones la preocupación por este tema, cuando estos derechos fueron proclamados por la Asamblea General de las Naciones Unidas en la ciudad de París, Francia, en septiembre de 1948.
Cabe mencionar también, que desde 1982 los adultos mayores en el mundo son conmemorados en agosto, mes en el que se celebró la primera Asamblea Internacional de la ONU, dedicada al envejecimiento.

En la actualidad:

En el orden nacional, los derechos del adulto mayor están amparados por la Constitución Nacional vigente, mediante el art 75 inc 23.

También, hay que mencionar que el 09 de Mayo de 2017 el Congreso Nacional aprobó mediante la Ley Nº 27.360 “La Convención Interamericana sobre Protección de los Derechos Humanos de las Personas Mayores”, adoptada por la Organización de los Estados Americanos (OEA).

Conmemorar este día, es una oportunidad para impulsar acciones tendientes a mejorar la calidad de vida de este sector de la población y difundir sus derechos.
Ya que muchos de ellos han sido condenados a vivir sus últimos años en condiciones de miseria, precariedad y abandono. Y que en lo que tiene que ver con la seguridad social, están ante el constante peligro.

Asimismo, recordar esta fecha, vale para posicionar al adulto mayor no como un sujeto de la asistencia, sino como un titular de derechos, como sujetos activos y con potencialidades.

Finalizando, mirándola desde lo que hoy conocemos como “perspectiva de derechos humanos y del buen trato”, la Declaración de la Ancianidad de Evita, procuró dar cuenta de todos los aspectos que posibilitan el desarrollo de las y los adultos mayores, favoreciendo el ejercicio de sus derechos y deberes y promoviendo su autonomía.

Día del abogado

También el presidente del cuerpo, Fernando Jalil, aprovechó la oportunidad para saludar a los abogados en su día, y en especial para los profesionales que se desempeñan en la Cámara baja y a sus pares legisladores. En igual sentido lo hicieron la diputada Cecilia Guerrero, Humberto Valdez y Jorge Sosa.