jueves, junio 13, 2024
HomeCatamarcaImputarán a Damián Córdoba, dueños del bar y clientes por el baile...

Imputarán a Damián Córdoba, dueños del bar y clientes por el baile en plena restricción

El fiscal de la causa Carlos Cornejo, confirmó la noticia. Analizará los videos del escandaloso episodio y librará oficios contra quienes violaron las restricciones. El artista catamarqueño radicado en Córdoba, pidió disculpas: “Estoy muy arrepentido”, dijo.

El fiscal Carlos Cornejo inició de oficio una causa originada por la violación del artículo 205 durante el fin de semana en la ciudad de Córdoba.

El escandaloso episodio fue protagonizado por el cantante Damián Córdoba, quien incumplió con las restricciones vigentes al cantar en un bar de barrio Nueva Córdoba el pasado sábado por la tarde.

Cornejo, fuera de micrófono, le dijo a Cadena 3 que tanto el cuartetero como los dueños del local y varios de los clientes serán imputados.

Además, el funcionario judicial solicitará las actas labradas por la Municipalidad y las imágenes del episodio para estudiar quiénes violaron las restricciones.

Más temprano, Cornejo indicó que Damián Córdoba será convocado a declarar, ya que los videos por sí solos no tienen validez judicial.

“El objetivo será establecer si se violaron las medidas sanitarias, y la investigación será llevada a cabo tanto por la Policía como por la Municipalidad”, agregó.

El secretario de Gobierno de la Municipalidad de la capital, Miguel Siciliano, por su parte, adelantó que el fiscal Cornejo va a “responsabilizar a todas y cada una de las personas que se puedan identificar en los videos”.

“Cuando uno ve el esfuerzo de los médicos, de la Municipalidad, que hoy inauguramos cuatro centros de testeos nuevos. Cuando uno ve que el personal de salud perdió la vida, es indignante”, expresó el funcionario.

Resaltó “el esfuerzo de los vecinos para cumplir con las restricciones” y anunció que este lunes a las 9 está pactada una reunión entre las cámaras de gimnasios, peluquerías y galerías con el COE, para negociar su apertura.

“Al dueño del negocio le va a caer todo el peso de la ley”, aseveró en alusión al comercio donde actuó el cuartetero.

Por último, Siciliano resaltó la importancia de cumplir con las medidas de restricción y resaltó que “en general los bares y restaurantes han cumplido muy bien los protocolos”.

“Si nos seguimos juntando, si salimos a bailar, si no usamos barbijo, después no podemos pedirle al Estado que nos cuide, que nos proteja”, concluyó.

“Estoy muy arrepentido”

“Estoy muy triste por todo lo que se está diciendo y por todo lo que pasó. Aquí estoy para dar la cara y para decirles lo que realmente sucedió ayer sábado”, dijo el músico en el comienzo de su descargo mediante un video que puso a difundir en sus redes sociales.

“Estaba en mi casa y me llegó el mensaje de uno de los dueños para invitarme a que fuera al local a almorzar. Fui con un amigo. Me estaban esperando con una mesa al aire libre”, contó.

“Me siento a almorzar y, mientras comíamos, un DJ estaba poniendo música. Después que terminamos de almorzar, subieron dos chicas para cantar. En ese momento, se me acerca uno de los dueños y me dice si quería cantar. Le respondí que no, que estaba tranquilo, que había venido a almorzar y que le agradecía”, continuó con su relato.

“Las chicas siguieron cantando y se acercó otro de los dueños a preguntarme si quería cantar y le volví a decir que no. En ese momento, la gente comenzó a aplaudir y a silbar. Créanme que me pusieron entre la espada y la pared. Ustedes me conocen muy bien: yo soy un artista y el impulso pudo más y subí”, confesó con tono atribulado.

“Cuando subí, comencé a cantar y la gente estaba tranquila, cada uno en su lugar. En un momento determinado, comencé a ver que algunos se empezaban a levantar y me dije por dentro: ‘Esto no está bien’. Decidí bajarme e irme. Eso fue todo”, agregó.

Por último, expresó: “Quiero aclarar que yo no soy el dueño del local y que no hubo contratación de ningún tipo. Les pido disculpas. Estoy muy arrepentido por lo que pasó y quiero agradecerles a todos infinitamente por el aguante que me hacen siempre”.

Cabe recordar que el hecho ocurrió en Visionaire Ruin Bar, ubicado en avenida Ambrosio Olmos al 530, en barrio Nueva Córdoba. El local fue clausurado por incumplimiento de las medidas sanitarias.

Te puede Interesar