Durante la noche de este martes 28 de noviembre se llevó a cabo el cambio del manto que la Sagrada Imagen lucirá durante las fiestas en honor de la Pura y Limpia Concepción del Valle, que se inician este miércoles 29, con la Solemne Bajada.

La tradicional ceremonia fue presidida por el rector del Santuario mariano, Pbro. Gustavo Flores, con la presencia del padre Ramón Carabajal, capellán del Santuario, guías de la ceremonia y algunos invitados. En esta oportunidad, fue seguida por cientos de fieles devotos a través de la transmisión en vivo por las redes sociales de la Catedral y del Obispado.

El rito de vestición fue precedido por un momento de profunda oración y alabanza guiadas por Gabriel Campos, Soledad Hernández y Malvina Casas, laicos pertenecientes a la parroquia Nuestra Señora de la Candelaria de Pomán, junto con el Prof. Tomás Rodríguez, quien interpretó canciones en honor de la Reina del Valle.

El padre Gustavo Flores bendijo las prendas confeccionadas especialmente para estas festividades marianas.

𝗗𝗲𝘀𝗰𝗿𝗶𝗽𝗰𝗶𝗼́𝗻 𝗱𝗲 𝗹𝗮 𝗽𝗿𝗲𝗻𝗱𝗮
En el manto y el vestido de la Virgen del Valle para estas fiestas tenemos tres representaciones.
El mandato de amor a Dios y al prójimo, y la invitación a la confianza total en Dios, como lo hace un niño.

El Arca de la Alianza es el trato que tenemos con Dios que nos ama incondicionalmente y espera de nuestra parte una respuesta de amor a Él y a los hermanos.

Y la exigencia de confiar en Dios la representan los ornatos que evocan las olas del mar. Estamos transitando tiempos de mucha inestabilidad, y confiar en Dios es el modo seguro de encontrar cada día la salida.

También sobresale en la parte superior del vestido una paloma que representa al Espíritu Santo, que guía a nuestra Iglesia con estilo sinodal; y el Beato Mamerto Esquiú, fraile franciscano catamarqueño ejemplo de santidad, humildad, fraternidad y servicio a los demás.