Con el último aumento del 10 por ciento durante el fin de semana, en lo que va del año la nafta súper ya trepó 55 por ciento. Pero no se detendrá: según los cálculos de los expendedores, aún arrastra un atraso del 10 por ciento.

Además, de ahora y hasta fin de año habrá que sumarle el impacto de la inflación del trimestre julio-septiembre en los impuestos internos del producto, suba que se aplicará en diciembre próximo.

También seguirá incidiendo, si ocurre, el aumento del dólar y el incremento en el precio del petróleo, en constante avance desde mediados de 2017. Por ejemplo, el viernes pasado, los futuros del Brent tocaron el récord de 83,35 dólares y cerraron en la bolsa de Londres a 82,88 el barril.

Hay que recordar que según un estudio de marzo pasado de la Federación de Expendedores de Combustibles del Centro de la República (Fecac), al precio de la nafta premium se ubicaría en 50 pesos a fin de 2018. En ese momento el pronóstico se creyó exagerado (costaba 31,60 pesos). Sin embargo, la realidad en los surtidores está demostrando que los cálculos eran correctos, porque hoy el litro de Infinia ya está en 46,68.

“Lo que más influyó en la suba de este fin de semana es el aumento del dólar”, explicó Gabriel Bornoroni, titular de la Fecac.

En efecto, el dólar subió un 37 por ciento en los últimos 40 días: entre el 22 de agosto y el 30 de septiembre, pasó de valer 30,70 a cotizar 42,10 pesos al cierre del viernes en el Banco Nación.

“El crudo no subió en casi todo septiembre, pero sí lo hizo en los últimos días. Ese incremento no está reflejado aún en los actuales precios”, alertó el dirigente.

La incidencia de la inflación en el valor del impuesto a los combustibles líquidos y al dióxido de carbono será más que importante cuando se aplique en diciembre porque trasladará lo que marque el Índice de Precios al Consumidor (IPC) para el tercer trimestre del año.

En julio y agosto la inflación nacional fue del 3,1 y 3,9 por ciento y todo indica que septiembre duplicará esos porcentajes. Las consultoras privadas hablan de al menos un 6 por ciento.

Fin de semana

Entre el sábado y el domingo los combustibles se incrementaron entre el 8,5 y el 10 por ciento.

Axion hizo la punta el sábado, le siguió YPF ayer y lo mismo pasó en los surtidores de Shell, la segunda marca por cantidad de combustible vendido, que también registra nuevos precios.

Con el nuevo ajuste, la nafta súper (grado 2) se comercializa en las YPF de Córdoba a 40,94 pesos; y la premium (grado 3), a 46,68. El gasoil de más calidad se vende a 40,11 pesos y el de mayor cantidad de azufre en su composición (Diésel 500), a 34,31.