Comparte!

La dirigente social Milagro Sala fue condenada a 13 años de prisión por defraudación al Estado, asociación ilícita y extorsión en la causa conocida como “Pibes Villeros” que investiga el destino de más de 30 millones de pesos para la construcción de viviendas sociales y núcleos húmedos.

La Fiscalía y la querella habían pedido 22 años de prisión más la inhabilitación absoluta de la líder de la Tupac Amaru.

Según los jueces, Sala era la cabeza de la asociación ilícita que, en connivencia con funcionarios de la provincia de Jujuy y municipales extraían dinero de programas habitacionales nacionales, los cuales “fueron utilizados con otros fines”.

De acuerdo a la sentencia emitida por el Tribunal en lo Criminal 3, otros 15 imputados deberán cumplir penas de entre 2 a 8 años de prisión, mientras que 13 acusados, entre ellos dos ex funcionarios municipales, fueron absueltos.