Martín, de 38 años y oriundo de Malvinas Argentinas, consideró que “el Estado tiene que despenalizar el cannabis y regularlo, en casa nosotros tenemos la posibilidad de tener un cultivo propio al que le conocemos de dónde vinieron las semillas, en dónde las plantamos, con qué las fertilizamos y que abono usamos con lo que tenemos unas flores de calidad y estamos seguros que no tiene tóxicos; pero los que tienen que terminar comprando prensado en cualquier lado se fuman algo que no saben bien qué es y que les puede ‘pegar mal'”.