Comparte!

Días atrás, una multitud de fieles y más de un centenar de jinetes participaron del cierre de las fiestas patronales en honor a San Nicolás de Tolentino y San Benito de Palermo en la parroquia de la Inmaculada Concepción, con sede en la Villa de El Alto.

Desde muy temprano comenzaron a llegar los promesantes y peregrinos, al igual que los gauchos que engalanan todos los años esta fiesta tradicional.

La jornada contó con la participación de todas las comunidades de la parroquia, con las imágenes de sus respectivos Patronos. Este año se destacó la participación de numerosas familias que llevaron las imágenes que veneran en sus casas, por inquietud del párroco, para resaltar la piedad del pueblo, en este tiempo dedicado a esta temática.

Durante toda la mañana, los jóvenes sirvieron el desayuno a los visitantes que iban llegando para participar de los actos litúrgicos, que dieron inicio a las 11.00 con miles de fieles devotos con estandartes, banderas de ceremonia de los diferentes establecimientos educativos y agrupaciones gauchas, todos venidos de distintos puntos del Este catamarqueño. El tañido de campanas invitó a tomar ubicación.

Participaron el Intendente de El Alto, Prof. Ariel Ojeda; el Intendente de Santa Rosa, Dn. Elpidio Guaraz; el Senador por el departamento El Alto, Dn. Augusto Ojeda; el Presidente del Concejo Deliberante, Dn. Nicolás Aguirre, los Concejales Luis Gómez y Gabriel Bulacio; los Supervisores Celia Díaz y Alfredo Rasgido; Sirectores de establecimientos educativos primarios, secundarios y terciarios; Jefatura de la Policía Departamental; Juzgado, Salud y demás instituciones civiles del medio.

La ceremonia inició con la salida de los Santos Patronos, luego se entonaron las estrofas del Himno Nacional Argentino y el Himno de Catamarca y la canción en honor a los Santos Patronos.

Seguidamente, se escucharon las palabras alusivas por parte de la señora Celina Lobo, integrante de Consejo de Pastoral, filial Divino Niño Jesús (Achalco), y luego una poesía escrita y recitada por el profesor Julio Díaz. Por su parte, la Academia de Danzas Municipal presentó coreografías de folclore.

Antes de la procesión, el Pbro. Juan Cabrera, párroco de San Isidro Labrador (Valle Viejo), bendijo las nuevas unidades móviles de la municipalidad local.

Alrededor de las 11.40 se puso en marcha la procesión con las imágenes de los Santos Patronos. Al llegar a la casita de San Nicolás, el Pbro. Domingo Chaves, párroco de San Roque (Recreo), bendijo las réplicas de San Nicolás de Tolentino y San Benito de Palermo, que quedaron en ese lugar para su veneración. Las mismas fueron confeccionadas y donadas por los escultores Mariana y Marcos, venidos desde Buenos Aires. También se descubrió una placa recordatoria.

Luego se ofició la Santa Misa presidida por el párroco, Pbro. Eugenio Pachado, y concelebrada por los Pbros. Domingo Chaves y Juan Cabrera.

Como corolario de las actividades religiosas, se concretó el homenaje de los gauchos y una fiesta popular, con almuerzo en el polideportivo municipal, bingo parroquial y baile familiar.

El párroco agradeció a todos los que colaboraron para que estas jornadas fueran vividas con un verdadero sentido cristiano y comunitario.