Víctor González Benítez tenía 17 años.

Víctor González Benítez tenía 17 años y murió el 22 de enero al recibir cinco balazos a dos cuadras de su casa, en Rosario. Cuando tenía 12 años comenzó a consumir drogas e involucrarse en la venta.

Cuando tenía 12 años, Víctor Emanuel González Benítez, le dijo a su “seño” que no iba a llegar a los 20 años porque lo iban a matar antes.

“Ema”, como lo conocían en el barrio Tablada de la ciudad de Rosario, fue asesinado el pasado 22 de enero de cinco balazos, a pocas cuadras de su casa, y tenía apenas 17 años.

El adolescente comenzó de niño a consumir drogas y a involucrarse en la venta al menudeo en la zona de Biedma y Grandoli.

En noviembre de 2017, en el marco de unas actividades sociales en el barrio le dijo a Silvana D’Amelio, referente territorial de Barrio Tablada, psicóloga y trabajadora de la Dirección Provincial de Niñez, Adolescencia y Familia, “seño, yo no llego a los 20, me matan antes”.

“En aquel entonces estábamos repartiendo útiles escolares y me cuenta que había dejado la escuela y vendía en los pasillos de Tablada. Era un niño pidiendo ayuda a un adulto”, advirtió D’Amelio.

“Se intervino desde muchos lugares, centros de salud, territorio, centros de niñez, hospitales, pero no hay recursos para las infancias y las adolescencias. Los trabajadores son precarizados las instituciones que alojan son expulsivas”, analizó.

Silvana manifestó la preocupación por la historia de Ema y de su grupo de amigos que lamentablemente no recibió contención.

Desde 2013 fueron 175 los menores de edad asesinados.

A Ema lo mataron el 22 de enero, cerca de las 22.30. Había salido de su casa en Biedma y Grandoli para comprar cigarrillos, cuando fue abordado por dos jóvenes en moto que lo acribillaron a balazos.