Comparte!

Esta mañana se llevó a cabo la premiación del concurso de camélidos en el marco de la Muestra Ganadera que presenta este año Expo Productiva 2018.

Asistieron el ministro de Producción Daniel Zelarayán, el director de Ganadería Rosendo López y técnicos del Ministerio de Producción y del INTA que asisten permanentemente a los productores ganaderos de las comunidades de altura.

La cucarda ganadora del premio de Gran Campeón Macho fue para la llama Amancay, propiedad de Fermín Cáceres de la localidad de Caspinchango, departamento Santa María.

Con este premio, un animal criado por este productor de la puna santamariana gana por tercera vez en un concurso de orden provincial.

“Esto me enorgullece, es el tercer año que voy sacando el Gran Campeón. Vivo en Santa María, en un pueblito en altura que se llama Caspinchango y ahí tengo mis animales a los que cuido diariamente. Estoy siempre pendiente de ellos, de sus crías, de tener animales que sean puros, uniformes en sus colores, que el blanco sea blanco, que el beige sea beige. Esto lo sabemos gracias a todos los ingenieros que vienen de (INTA) Abra Pampa, también de Catamarca y de la provincia y así vamos sabiendo lo que tenemos que hacer”.

En tanto, el premio de Gran Campeón Hembra fue para “Negrita”, del joven productor Atanasio Escalante de 16 años de edad. Escalante y “Negrita” son oriundos del paraje Aguas Calientes, enclavado en la Sierra de Laguna Blanca, a más de 4000 metros sobre el nivel del mar en el Norte Grande del departamento Belén.

Atanasio, emocionado por el premio de su animal contó que “le gustaría seguir cuidando animales” cuando sea grande, a pesar de que ya terminó con la escuela, según sus palabras.

En el concurso participaron animales de diferentes productores de la Puna que ya se encuentran habitualmente en las distintas ferias sobre camélidos que se realizan en la provincia como ser El Pueblo de la Llama Noble y Ancestral y la Feria de la Puna de Antofagasta de la Sierra, entre otras.

Como se sabe, la genética de las llamas catamarqueñas es reconocida como una de las mejores del mundo en cuanto a los camélidos sudamericanos, lo cual está avalado por una repetición de más de diez años ganando los principales premios del rubro en la Exposición Rural de Palermo.