El Gobierno de Catamarca, a través de un detallado informe elaborado por el Ministerio de Trabajo, Planificación y Recursos Humanos, destaca la trascendental importancia de la obra pública como motor fundamental para el desarrollo económico y social, consolidándose como un factor esencial para el progreso del sector privado y el crecimiento de la comunidad catamarqueña.

La inversión en infraestructura en todo el territorio impulsó el crecimiento del empleo privado registrado en la provincia posicionando a Catamarca como líder en el ranking porcentual de creación de puestos de trabajo a nivel nacional.

El empleo directo genera, a su vez, empleo indirecto, a través de las empresas proveedoras de insumos y servicios para la obra pública como fabricantes de materiales de construcción, empresas de transporte, empresas de servicios, entre otras. Si se cala más profundo, se desprende también la generación del empleo inducido que se genera en otras actividades económicas, entre las que se encuentran el comercio, el turismo, la gastronomía, que se benefician de la obra pública, dando lugar, de esta manera a un efecto multiplicador.

El informe gubernamental da cuenta que, en el periodo comprendido entre diciembre de 2019 y agosto de 2023, Catamarca experimentó un incremento del 41% en la generación de empleo privado registrado, generando un total de 11.248 nuevos puestos de trabajo y alcanzando la cifra total de 38.653 empleos registrados. Este crecimiento es 6,7 veces mayor que la variación promedio observada en el conjunto del país.

Sector de la construcción

Otro de los puntos a destacar es que, de diciembre de 2019 a septiembre de 2023, el sector de la construcción registró un total de 6.124 puestos de trabajo (según los datos proporcionados por el Instituto de Estadística y Registro de la Industria de la Construcción -IERIC-), representando el 15,8% del empleo privado total en la provincia.

De esta forma, Catamarca lidera a nivel nacional con un crecimiento del 252,6% del empleo en el sector de la construcción, destacando su papel esencial en el desarrollo y crecimiento de la región.

Por otro lado, la inversión en el mencionado nicho se distribuye en un 62% de origen privado y un 38% vinculado a obras públicas. La inversión pública, especialmente en la edificación de viviendas, obras viales y de infraestructura, generan 2.327 empleos directos.

Las inversiones mineras, con cuatro proyectos de Litio en construcción en Antofagasta de la Sierra y Fiambalá, representan el 52% de los puestos en el sector, evidenciando la relevancia de la minería en la generación de empleo. Es decir 3.184 puestos privados registrados, lo cual pone de manifiesto la importancia de la minería en la provincia en materia de generación de empleo.

Crecimiento sostenido de empresas constructoras

El informe elaborado por el Ministerio de Trabajo, Planificación y Recursos Humanos, refleja que Catamarca se caracteriza también por liderar el crecimiento de empresas registradas en el sector de la construcción, con una variación interanual del 15.3% al mes de septiembre de 2023 (según datos publicados por IERIC). Este aumento se atribuye al incremento de la inversión pública y al aumento significativo en el sector minero.

Impacto de la inversión pública en el empleo

En base a los datos del IERIC, la inversión pública a nivel provincial propició la creación de 2.327 empleos directos en el sector de la construcción en septiembre de 2023.

Este impacto se extiende a empleos indirectos e inducidos, destacando la contribución integral de la inversión en infraestructura al tejido económico provincial.

Dentro del contexto de la inversión pública en infraestructura, es importante resaltar el notable impulso en la construcción de nuevas viviendas, alcanzando casi 1.300 unidades edificadas en el último año. Vale subrayar que, un 59% de estas viviendas se ubican en el interior de la provincia, generando impacto positivo en la generación de empleo en todo el territorio provincial.

En resumen, la obra pública en Catamarca desempeña un papel crucial en el desarrollo socioeconómico, especialmente para los habitantes del interior. La ejecución de proyectos de infraestructura, como rutas, puentes y servicios básicos, no sólo mejora la conectividad, sino que también reduce la brecha entre las áreas urbanas y rurales.