Comparte!

A través de un decreto publicado este martes, el Gobierno detalló las industrias y productos que se verán afectadas por una reducción de los reintegros a la exportación. Entre ellas, la industria de la carne, los lácteos y la pesca, que recibirán un menor porcentaje del reintegro que el Estado hace a los exportadores de los tributos que se pagaron en las distintas etapas de producción y comercialización.

En el caso de las carnes de animales, el recorte de los reintegros pasó de un porcentaje de entre 2,5% y 3,5% a un piso de 0,5% y un máximo de 1% para las carnes bovinas, frescas o congeladas. También recortes similares en los casos de las carnes porcinas y ovinas.

Para el pescado fresco, en tanto, el recorte pasó de reintegros del 2%, en general, a reintegros del 1% al 0,5% según el tipo de pescado y los distintos cortes. También hubo recortes en los porcentajes para los productos lácteos: la manteca, por ejemplo, que recibía reintegros de entre 2,5% a 4,5%, pasará a recibir porcentajes de 1,75% máximo a 0,5% como mínimo; y el queso, de 5% a 0,25%. Otros productos afectados por las rebajas son también cereales, bebidas, harinas y tabaco.

La semana pasada, el Gobierno ya había anunciado una reducción del 66% en los reintegros a la exportación. “Los reintegros a la exportación justifican su existencia en la vigencia de impuestos indirectos que se acumulan durante el proceso de producción y que no tienen una devolución al exportarse. La reforma tributaria y el pacto fiscal, que reducen los impuestos al cheque y a los ingresos brutos, generan el espacio para que dichos reintegros puedan ser reducidos”, se explicó entonces desde el Ministerio de Hacienda para justificar la medida. El ahorro fiscal —coparticipable entre Nación y Provincias— previsto por esta medida es de $ 5.000 millones en 2018 y $ 29.000 millones en 2019.

“Debido al contexto internacional y la necesidad de fortalecer la situación fiscal, se considera necesario efectuar un proceso de revisión y reestructuración integral sobre el régimen de Reintegros a la Exportación”, señaló el texto publicado en el Boletín Oficial, con el número 767 y la firma del presidente Mauricio Macri y los ministros Marcos Peña, Dante Sica, Nicolás Dujovne y Luis Miguel Etchevehere.

“El decreto es un retroceso para el exportador, que deja de recibir un incentivo, pero por el otro lado, a favor, tampoco conviene que la Argentina no resuelva su problema fiscal, que genera inestabilidad cambiaria, alta tasa de interés o inflación. Es como una sábana corta. No se quiere perder un privilegio, pero a todos nos conviene que se resuelva el problema global del desequilibrio económico”, explicó a Infobae Marcelo Elizondo, director de la consultora DNI y experto en comercio internacional. Aunque destacó que se trata de medidas de emergencia para ordenar los números, pero que no implican una reforma de fondo.

El aumento en el tipo de cambio compensará las pérdidas que tendrán los exportadores con las nuevos porcentajes de reintegro? “Hoy la Argentina tiene una devaluación de alrededor de 60% y una tasa de inflación de 20% desde que comenzó el año. Es cierto que también ha habido ajuste cambiario en los países a los que exportamos, pero el tipo de cambio real multilateral tuvo una mejora del 5% respecto a cuatro meses atrás”, precisó Elizondo. Y agregó que la devaluación que tuvo la Argentina en los últimos tres meses no se trasladó a precios de manera inmediata por la caída de la demanda.

Con todo, el decreto establece un tratamiento impositivo especial para el fortalecimiento de las micro, pequeñas y medianas empresas, con un régimen diferente de compensación y devolución.