Comparte!

Este martes 16 de abril, Guillermo Zúñiga anunció su renuncia como comisionado de la Comisión Reguladora de Energía (CRE).

Guillermo García Alcocer, presidente de la CRE, confirmó la noticia en su cuenta de Twitter: “Con tristeza hoy despedimos al comisionado Guillermo Zúñiga, el decano de la CRE y un gran impulsor de las energías renovables y el cuidado del medio ambiente. Mucha suerte en lo que siga amigo querido”. 

La renuncia de Zúñiga se suma a otras que últimamente se han dado en la CRE por parte de Marcelino Madrigal y su similar Montserrat Ramiro, quien abandonó el cargo el 15 de febrero.

En 2018 también renunciaron Neus Peniche, quien pasó de ser comisionada a funcionaria de la Secretaría de Energía; y Jesús Serrano, quien abandonó su cargo el mismo año.

Hoy es mi último día en la Comisión Reguladora de Energía. Me voy con grandes satisfacciones y profundamente agradecido con todos con quienes tuve el gusto de compartir. Le deseo al pleno de la CRE el mayor de los éxitos en su gestión“, escribió Guillermo Zúñiga en su cuenta de Twitter poco después de renunciar y sin dar más detalles al respecto.

Antes de que el presidente Andrés Manuel López Obrador llegara al poder, el Órgano de Gobierno de la CRE estaba en manos de tres personas: Luis Guillermo Pineda y Guillermo Zúñiga como comisionados, y Guillermo García Alcocer como comisionado presidente

A pesar de los desencuentros que ha tenido con el presidente mexicano, Alcocer es el único que se mantiene en la CRE.

Guillermo Zúñiga fue nombrado por el Presidente Enrique Peña Nieto y ratificado por el Senado de la República, como Comisionado en la Comisión Reguladora de Energía para un periodo de 5 años.

López Obrador calificó de “gran farsa” a la CRE

El lunes 18 de febrero el mandatario calificó como “una gran farsa” el papel de la Comisión Reguladora de Energía (CRE) y anunció que su gobierno investiga a su titular por presunto conflicto de interés.

Se engañó al pueblo de México haciendo creer que se necesitaban instancias autónomas de expertos independientes, porque el gobierno no podía atender los asuntos relacionados con la Comisión Federal de Electricidad y con Pemex“, dijo el mandatario izquierdista aquel día.

López Obrador dijo que funcionarios de reguladores están subordinados “a la política de privatizaciones” y que, en el caso de la CRE, mantenían relaciones con beneficiarios de contratos otorgados por la estatal Comisión Federal de Electricidad (CFE) y la petrolera Pemex.

Se van a limpiar, se van a purificar estas instancias que estaban totalmente al servicio de intereses particulares“, agregó López Obrador, aludiendo a la renuncia y al término de las gestiones de algunos integrantes de los reguladores.

La acusación es una nueva pulla del izquierdista a la apertura del sector energético mexicano a la inversión privada consagrado en la reforma energética del 2013, que acabó con más de 70 años de monopolio estatal y que el presidente rechaza airadamente.