El Banco Central salió al cruce de la rampante alza del tipo de cambio, que acumuló casi 10% la semana anterior, y con acuerdo del Fondo Monetario comunicó que venderá divisas en la plaza aún cuando la cotización se encuentre dentro de la zona de “no intervención.

El valor de la divisa comenzó la rueda con franca baja de 2,8% ó $1,30 en sucursales del Banco Nación, a 45,70 pesos.

En el mercado mayorista la divisa de EEUU cede $1,22 ó 2,6%, a 44,75 pesos.

“Básicamente el BCRA ha abandonado la flotación libre y las Bandas Cambiarias. Hará lo que quiera. Y no sabemos qué es lo que quiere. No tenemos sistema cambiario”, expresó el economista Carlos Rodríguez.

Para Martín Vauthier, de EcoGo, “en el actual contexto, es muy difícil realizar proyecciones de tipo de cambio, teniendo en cuenta que la dinámica cambiaria va a estar influenciada por la trayectoria del riesgo país y la incertidumbre vinculada a la política. Esto va a comenzar a develar en las próximas semanas, con fechas clave como el 22 de junio (cierre de listas) y el 11 de agosto (celebración de las PASO)”.

Las monedas de América Latina podrían seguir aprovechando la debilidad del dólar en la semana, después de que el billete verde se tomó un respiro de su racha alcista debido a flojos datos de inflación en Estados Unidos y en momentos en que los inversores cuadran posiciones por cierre de mes. En ese contexto, el dólar en Brasil cede 0,2% este lunes, a 3,92 reales.